Escucha esta nota aquí

La firma estadounidense de biotecnología Novavax dijo el lunes haber retrasado sus planes de buscar autorización para su candidata a vacuna anticovid, un revés para los países en desarrollo que esperan que el inmunizante esté pronto disponible.

El laboratorio espera pedir la autorización en Estados Unidos y Europa en el tercer trimestre de 2021, de acuerdo con un comunicado que provocó una caída de 12% en sus acciones.

La vacuna de Novavax es clave para el programa Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se creó para tratar de garantizar que los países pobres tengan un acceso equitativo a los inmunizantes para combatir la pandemia de coronavirus.

Su candidata a vacuna anticovid NVX-CoV2373 demostró una protección del 100% contra enfermedades graves en un ensayo clínico de fase 3 realizado en el Reino Unido, con una eficacia del 89,7% contra cualquier forma de enfermedad. 

Utiliza una parte del virus SARS-CoV-2 llamado proteína de pico, que la compañía produce en masa dentro de las células de insectos, lo empaqueta dentro de las nanopartículas y las envía al sistema inmunológico, que entrena al cuerpo receptor para enfrentar al virus real. Puede almacenarse a temperaturas de refrigeración normales.

Más temprano este lunes, Novavax había anunciado haber obtenido resultados positivos de estudios preclínicos de una vacuna que combina sus inyecciones contra la gripe y el covid.

Agregó que un estudio, que ahora se someterá a una revisión por pares, mostró que la inyección produjo fuertes niveles de anticuerpos contra ambas enfermedades en hurones y hamsters.

"A pesar de las bajas tasas durante la pandemia de covid-19, la gripe sigue siendo un riesgo significativo para la salud pública mundial y la necesidad de vacunas versátiles y más efectivas es tan importante como siempre, incluso contra la influenza", dijo Gregory Glenn, presidente de Investigaciones y Desarrollo de la compañía.

La nueva vacuna combina las dosis de NanoFlu (que tampoco ha sido aprobada todavía) y NVX-CoV2373, que se encuentran por separado en ensayos finales en humanos.

Los hámsters que fueron vacunados y luego infectados deliberadamente con el coronavirus conservaron su peso corporal en comparación con los que recibieron un placebo.

Las muestras de pulmón tomadas de los animales inmunizados después de sacrificarlos mostraron que estaban libres de covid.

Comentarios