Escucha esta nota aquí

Si bien fue un murciélago el animal que trajo el coronavirus a nuestras vidas, tal como afirma la Organización Mundial de la Salud, ahora podría ser otro animal, muy distinto a este, el que nos proporcionara la clave para acabar con él, la alpaca. Así lo estima el estudio que lleva a cabo el equipo del Laboratorio de Biotecnología Médica de la Universidad Austral de Chile, liderado por el doctor Alejandro Rojas, que trabaja en el desarrollo de anticuerpos capaces de contrarrestar los efectos del SARS-CoV-2 a partir del característico sistema inmune de las alpacas. Así lo reportaró el portal español Mundo Deportivo.

Estos animales tienen un sistema inmunológico que es único”, aclara el ingeniero en Biotecnología Molecular al mando del proyecto. “Parte de sus anticuerpos son muy simples, es decir que se generan a partir de un solo gen, por eso con una simple muestra de sangre que les sacamos, obtenemos los genes que producen los anticuerpos, podemos aislarlos, y separar los grupos que pueden reconocer el patrón del coronavirus. Después nosotros producimos ese gen en una bacteria u otro microorganismo de forma ilimitada”, señala.

Dicho de otra manera, la idea es extraer el sistema inmune de estos animales a fin de que reconozca eficazmente la cepa de coronavirus y, de esta manera, poder trabajar en defensas efectivas que logren ser útiles a las personas. Por ello, los investigadores utilizan el Celldiscover 7, empleando así el uso de una tecnología fundamentada en la microscopia automatizada.

El Celldiscover 7 es, a escala mundial, uno de los microscopios más desarrollados, permitiendo hasta conseguir una selección automática de los anticuerpos aislados y analizarlos a fin de dar con aquellos capaces de neutralizar el Covid-19. De hecho, ya ha logrado identificar anticuerpos con resultados increíbles inmunizando a distintos ejemplares de alpacas con la proteína recombinante Spike-1, responsable de la entrada del coronavirus a las células humanas.

Los 'nanobodies'

Con este gran avance, se abre un nuevo horizonte ante la posibilidad de elaborar un nuevo antiviral que podría ser inhalado o inyectado en humanos. Tan es así, que el equipo de investigadores chilenos responsables del hallazgo ya ha puesto en marcha una plataforma para la generación de anticuerpos simples procedentes de alpacas, bautizados como ‘nanobodies’.

“Nuestra estrategia es proveer de anticuerpos en forma directa a la persona que está enferma y producirle inmunidad”, señala Rojas, que estudió la tecnología que hoy emplea su departamento en el Centro Nacional de Biotecnología de Madrid. Allí mismo el doctor Luis Ángel Fernández les brindó las pautas de una novedosa técnica conocida como ‘bacterial display’, la cual permite situar anticuerpos de las alpacas sobre la superficie de bacterias a las que luego se elige por su capacidad de unirse al virus.

“El valor de nuestra plataforma es contar con un amplio grupo de alpacas amigables que generan inmunidad y comparten los genes de su peculiar sistema inmune, así como con un equipo multidisciplinario y preparado para hacer frente a la coyuntura mundial”, destaca el doctor.

Comentarios