Escucha esta nota aquí

Las dos Coreas comenzaron hoy su primer cara a cara en más de dos años, centradas en los próximos Juegos Olímpicos de Invierno tras las exacerbadas tensiones provocadas por las ambiciones nucleares de Pyongyang.

La reunión llegó después de que el líder norcoreano, Kim Jong-un, planteara en su discurso de Año Nuevo la posibilidad de enviar una delegación de deportistas a los Juegos Olímpicos de Invierno que se celebran en Pyeongchang, en Corea del Sur.

Seúl respondió con una oferta de diálogo y se restableció el ‘teléfono rojo’ intercoreano, tras casi dos años suspendido.
 La reunión tiene lugar en Panmunjom, ciudad fronteriza en la que se firmó el alto el fuego de la guerra de Corea (1950-1953), en la zona desmilitarizada (DMZ) que divide la península.

Poco antes de que los cinco miembros de la delegación surcoreana partieran hacia Panmunjom, el ministro de Unificación, Cho Myung-Gyun, afirmó que las dos partes se centrarán en la participación del Norte en los Juegos de Pyeongchang.

“Hoy abordaremos la participación de Corea del Norte en las Olimpiadas y Paralimpiadas de Pyeongchang, y también la cuestión de la mejora de las relaciones intercoreanas”, dijo a la prensa Cho, quien lidera la delegación surcoreana. Seúl ha bautizado la competición en Pyeongchang como las Olimpiadas de la paz, pero para que la descripción tenga sentido es necesario que Pyongyang participe.

Más allá de los juegos
Cho, el alto funcionario surcoreano encargado de las relaciones con el Norte, es un veterano negociador en cuestiones intercoreanas, que lleva desde 1990 participando en conversaciones.

El jefe negociador de Pyongyang, Ri Son-Gwon, tiene un papel similar como líder del Comité para la Reunificación Pacífica de Corea.
Ri ha participado sobre todo en conversaciones militares con el Sur, y es conocido por haberse ido dando un portazo tras apenas unos minutos de reunión en 2010, al rechazar cualquier implicación en el hundimiento de un buque de guerra surcoreano.
Ambos bandos podrían poner sobre la mesa otras cuestiones, lo que los analistas consideran que será un reto mucho mayor.

En la jornada

Más presión
El secretario del Departamento de Defensa de EEUU, James Mattis, y su par japonés, Itsonuri Onodera, coincidieron ayer en la importancia de incrementar la presión sobre Corea del Norte para frenar su plan nuclear

Reencuentro
El Sur quiere hablar también sobre la reanudación de las reuniones familiares.

Comentarios