Escucha esta nota aquí

La carrera electoral de Estados Unidos ha sentado precedentes y establecido récords en varios asuntos, en particular en lo que respecta a la votación anticipada y los gastos de campaña.

A continuación, algunos números relativos a los comicios.

3

3 de noviembre: fecha de la elección presidencial, renovación del Congreso y varios cargos estatales y locales. La votación se realiza el primer martes después del primer lunes de noviembre.

10

La elección presidencial dependerá fundamentalmente del resultado en 10 estados claves, que suelen variar sus preferencias partidarias de una elección a otra.

Pensilvania, Wisconsin, Michigan, Florida, Iowa y Ohio fueron cruciales en la victoria de Donald Trump en los comicios de 2016.

Y las encuestas muestran que el demócrata Joe Biden podría en esta ocasión arrebatar a los republicanos su dominio en Georgia, Arizona, Carolina del Norte y Texas.

35 + 435

Además de votar al presidente, los estadounidenses también elegirán a los integrantes de la 117ª legislatura. Se ponen en juego 35 bancas del Senado y la totalidad de los 435 escaños de la Cámara de Representantes.

Los demócratas ostentan actualmente la mayoría en la Cámara Baja y las previsiones apuntan a que no perderán esa ventaja.

Si Biden llega a la Casa Blanca y los demócratas toman el control del Senado, actualmente en manos de los republicanos, el partido tendrá control sobre los principales pilares del poder federal por primera vez desde la llegada de Barack Obama al poder.

270

Las elecciones en Estados Unidos son indirectas, y es el Colegio Electoral el que a la postre vota al presidente.

En efecto, los estadounidenses votan a los 538 integrantes de ese cuerpo. Para llegar a la Casa Blanca, un postulante debe obtener al menos 270 votos en el Colegio.

El número de electores que cada estado tiene en el Colegio depende de su cantidad de representantes en la Cámara Baja, cifra basada en la población de cada entidad, más los dos senadores que tiene cada demarcación.

230 millones

Unos 230 millones de estadounidenses están habilitados para votar, aunque buena parte de ellos no acude a las urnas, pues el voto no es obligatorio.

No obstante, los comicios de 2020 podrían tener una participación récord.

La votación anticipada ya excedió todas las previsiones, con muchos votantes que optaron por hacerlo antes del día de las elecciones para evitar aglomeraciones en medio de la pandemia de coronavirus.

Hasta el viernes, casi 84 millones de electores habían votado de forma anticipada.

Un total de 138 millones de estadounidenses votaron en las elecciones de 2016.

6.600 millones 

Los gastos de campaña batieron todos los récords en 2020, con 6.600 millones entre ambos candidatos, 2.000 millones más que en 2016, cuando Trump se enfrentó a Hillary Clinton, según un estudio del Center for Responsive Politics.

La campaña de Biden ha inundado las emisoras de los estados claves con publicidad electoral.

En total, se gastaron más de 14.000 millones en la carrera electoral, de los cuales más de 7.000 millones se destinaron a la liza legislativa.