Escucha esta nota aquí

En Cisjordania, los jóvenes palestinos protestan contra sus propios dirigentes, a los que consideran "corruptos y al servicio de las fuerzas de ocupación israelíes". En los últimos días se han producido varias manifestaciones tras las muerte del activista Nizar Banat, golpeado por las fuerzas del orden de la Autoridad Palestina.

Tras cuatro días consecutivos de manifestaciones, la violenta represión dirigida por la Autoridad Palestina ha conseguido su objetivo: el movimiento popular de protesta parece haberse agotado. El lunes, en Ramallah, no se ha seguido la convocatoria de huelga general y nadie se atreve a reunirse en la calle.

Manal Shqair, activista palestina de derechos humanos, habla en voz baja en un café del centro de la ciudad. “Nuestro movimiento fue pacífico", dice. “Los miembros de las fuerzas de seguridad palestinas, vestidos de civil y armados con porras, utilizaron primero gas pimienta. Luego nos golpearon, apuntando a las mujeres en particular. Algunas chicas fueron agredidas sexualmente. Nadie pudo filmar estos abusos. Incautaron de los teléfonos móviles”.

Para este activista, los palestinos pueden gritar su ira en la calle, pero sólo una fuerte presión internacional hará que sus líderes se dobleguen.

"Desde su creación, la Autoridad Palestina ha sido financiada en parte por Europa. Pero nuestros líderes corruptos sólo actúan en su propio interés. Así que mi mensaje hoy es para la Unión Europea, para Francia: asegúrense de que su ayuda financiera no se utilice para reprimir a los palestinos y que, por el contrario, se utilice para luchar contra la ocupación. "

Para Manal Shqair, como para muchos jóvenes palestinos: "La ocupación israelí y la Autoridad Palestina son dos caras de la misma moneda. "

Cisjordania se ha visto sacudida por manifestaciones en Hebrón, Belén y Ramallah para protestar por la muerte del destacado activista palestino de derechos humanos Nizar Banat mientras estaba bajo custodia de la Autoridad Palestina. El jueves pasado, fue golpeado hasta la muerte por miembros de las fuerzas de seguridad palestinas.

Comentarios