Escucha esta nota aquí


El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, dispuso este martes el retiro de la seguridad a cargo de las Fuerzas Armadas y la Policía para los familiares del mandatario y del vicepresidente, así como para los ministros, como parte de su plan de austeridad.

Lasso, quien tomó posesión el 24 de mayo pasado, decretó que la denominada casa militar de la presidencia solo proporcionará protección al jefe de Estado, al vicepresidente y a sus cónyuges, y a los secretarios de la Administración Pública y del Gabinete.

Los demás ministros contarán con servicio de seguridad únicamente sobre la base de informes técnicos de riesgo, según el documento.

El gobernante también derogó un decreto que disponía la protección para cónyuges e hijos de expresidentes hasta por un año después de dejar el poder y lo mismo para los de exvicepresidentes durante seis meses.

Los expresidentes y exvicepresidentes mantendrán aún la protección por esos tiempos.

Comentarios