Escucha esta nota aquí

El primer acto oficial al que asistió Letizia de España, tras el altercado con su suegra Sofía, estuvo empañado por los gritos, insultos y rechiflas que se llevó la reina, que no eran muchos pero que no son habituales entre el público que suele ir a curiosear los actos de la familia real. 

Doña Letizia entró sonriendo y saludando con la mano a un evento en la sede de la Organización Médica Colegial (OMC) en Madrid, e, igualmente, a la salida se limitó a sonreír y a saludar con la mano, mientras los periodistas le preguntaban a gritos qué tal se encontraba tras el altercado con su suegra.

En esos momentos, una treintena de vecinos se congregó en el lugar y cuando la reina subía a su auto estos le silbaron y se llevó palabras como "fuera, antipática, floja", comentarios vertidos mientras una televisora española grababa los movimientos de doña Letizia.

La Casa Real ha optado por no hacer comentario alguno acerca de la polémica que ha generado el video y su única respuesta es seguir trabajando y cumpliendo con la agenda que tienen prevista los distintos miembros de la Familia Real.

 

Comentarios