Escucha esta nota aquí

Los líderes del G7 inauguraron hoy oficialmente con una foto de familia su cumbre en la localidad siciliana de Taormina, en Italia, donde debatirán hasta mañana sobre los temas más urgentes en política internacional.

Los mandatarios de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, que conforman este club, fueron llegando desde las 11.30 hora local (09.30 GMT) al teatro griego de Taormina y fueron recibidos por el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni, el anfitrión.

Posteriormente posaron todos juntos, delante de sus respectivas banderas, entre las que se encontraba la de la Unión Europea, en la platea del teatro griego del municipio siciliano, dando así inicio de forma oficial a su cumbre anual.

Durante el posado los líderes apenas interactuaron, solo compartieron unas breves palabras y aparecieron serios.

Pasearon sin Donald Trump

Más tarde, los miembros pasearon unos instantes por el municipio italiano de Taormina, donde se
reúnen hasta mañana, pero lo hicieron sin el presidente de los Estados Unidos, que no caminó junto al grupo.

Disfrutaron de las calles de Taormina el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la canciller alemana Angela Merkel, el primer ministro de Italia, Paolo Gentiloni, el presidente francés, Emmanuel Macron, y los primeros ministros de Japón y Reino Unido, Shinzo Abe y Theresa May, respectivamente.

Pudo verse cómo Trump permanecía mientras en el interior del teatro griego, rodeado de agentes de seguridad, y al abandonarlo, por separado del grupo del G7, se subió a un coche de golf para alcanzar un mirador.

Comentarios