Escucha esta nota aquí



Las primeras 10.000 dosis de la vacuna contra el coronavirus de los laboratorios Pfizer/BioNTech llegaron este jueves a Chile, que junto a México y Costa Rica iniciarán en esta misma jornada la vacunación del personal sanitario.

En medio de una gran expectación, las vacunas arribaron al aeropuerto de Santiago en un vuelo comercial de la aerolínea LATAM que salió desde Bélgica, donde se produce el fármaco, y después de hacer una escala técnica en Miami.

La vacunación comenzará este mismo jueves con el personal médico de tres hospitales públicos de Santiago: el Metropolitano, la Posta Central y el San José. 

"El plan de vacunación parte hoy día", afirmó el presidente Sebastián Piñera, quien acudió al aeropuerto para recibir el primer embarque de la vacuna, cuya aplicación en Chile será voluntaria y gratuita para una población de 18 millones de personas.

"Es un momento de mucha esperanza, de mucha emoción", agregó el mandatario, cuyo gobierno inició en mayo las tratativas con distintos laboratorios para asegurar 30 millones de dosis de vacunas para el país.

El mandatario afirmó que se vacunará cuando sea su turno.

- El personal médico, primero -

Las primeras dosis se usarán para vacunar al 100% del personal médico que trabaja en Unidades de Tratamiento Intensivo con pacientes críticos en las regiones de La Araucanía, Biobío y Magallanes -en el sur de Chile y que hoy acumulan la mayor cantidad de contagios-. 

También abarcará a un tercio del personal médico en la Región Metropolitana, donde vive cerca de la mitad de la población total del país.

Posteriormente se vacunará al resto del personal de la salud, a los adultos mayores y a los enfermos crónicos, quienes son los que tienen mayor riesgo en caso de contagio.

El último tramo de este proceso será para la población general de Chile, un país con casi 600.000 contagios y más de 16.000 fallecidos confirmados, más de 21.000 si se cuentan también los casos sospechosos.

Según el presidente Piñera, Chile logró asegurar una provisión de 30 millones de dosis de la vacuna, lo que le permitiría inocular a 15 de los 18 millones de habitantes del país durante el primer semestre de 2021.

De acuerdo al mandatario, Chile logró garantizar 10 millones de dosis de la vacuna Pfizer/BioNTech e igual cantidad con Sinovac. Otros 10 millones fueron comprometidos tras acuerdos alcanzados con los laboratorios AstraZeneca-Oxford, Janssen de Johnson & Johnson y la iniciativa global COVAX.

La intención del gobierno es que el grueso del grupo crítico de mayor riesgo, compuesto de aproximadamente cinco millones de personas, puedan ser vacunado durante el primer trimestre del 2021, y que el conjunto de la población objetivo del país, equivalente a cerca de 15 millones de personas, se vacunen durante el primer semestre del próximo año.




Comentarios