Escucha esta nota aquí

Las imágenes de una niña del pueblo indígena emberá que cruza a contracorriente un caudaloso río en Risaralda (Colombia), agarrada de un cable, han causado conmoción en las redes sociales, dos meses después del desplome del puente que permitía la comunicación de su comunidad con otras zonas.

La periodista colombiana Daniela Mejía publicó en su cuenta de Twitter un video en el que se observa a la pequeña, con el agua al nivel de la cintura, arriesgar su vida para atravesar las aguas torrentosas. Casi al final de trayecto, se suelta para continuar el paso a nado hasta la orilla.

A mediados de noviembre, el puente peatonal de Santa Rita, que comunicaba al resguardo indígena del municipio Pueblo Rico —uno de los más pobres de Risaralda— con la zona urbana, cedió tras la crecida del río Agüita.

Su derrumbe afectó también a la población de Arenales y a la región cercana a la cordillera occidental, que une a Pueblo Rico con el municipio de Mistrató, ubicado a unas dos horas, recoge La FM.

Sin puente aún

La caída del puente ha causado que unas 2.000 personas, de 500 familias, se hayan visto obligadas a utilizar otros trayectos para trasladarse y para llevar alimentos y productos esenciales a sus comunidades.

Dos meses más tarde de que fuera arrasado por la crecida, no ha sido reemplazado, a pesar de que el gobernador de Risaralda, Víctor Manuel Tamayo Vargas, dijo en noviembre que estaba abordando la situación con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo "para dar una pronta solución".

En la misma línea se manifestó el alcalde de Pueblo Rico, Leonardo Siágama, quien en esa oportunidad publicó en la página web de la Alcaldía que se encontraba evaluando la destrucción del paso peatonal e hizo un llamado a los organismos regionales y nacionales para que atendieran la emergencia.


Comentarios