Escucha esta nota aquí

Los 27 estados miembros de la UE se comprometieron el martes por la noche a implementar restricciones de viajes destinadas a frenar la propagación del coronavirus en y desde Europa, actualmente el epicentro del brote global de COVID-19.

El plan, propuesto por la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, restringe la entrada a la UE para los residentes extracomunitarios.

¿Cuál es el plan?

La propuesta de la Comisión Europea no es una orden vinculante, sino una recomendación oficial sobre lo que deberían hacer los Estados de la UE. Al aceptarla, los miembros del bloque han dicho que restringirán temporalmente los viajes no esenciales a viajeros de terceros países.

El presidente del Consejo de Europa, Charles Michel, dijo: "El mensaje que queremos transmitirles es que nos estamos uniendo ... Nos enfrentamos a una grave crisis, excepcional en términos de magnitud y naturaleza ... Queremos avanzar juntos. Queremos cumplir los mismos objetivos juntos. Queremos hacer retroceder esta amenaza. Queremos frenar este virus ".

¿Todavía puedo viajar a la UE?

Las restricciones no se aplican a los ciudadanos de países de la UE o de la Zona Schengen, ni a los residentes a largo plazo, como tampoco a los familiares inmediatos de estos últimos.

Sin embargo, a los ciudadanos no pertenecientes a la UE se les negará la entrada al bloque, a menos que tengan una función "esencial" o una necesidad que les obligue a viajar a la UE.

En la medida en que el viaje esté relacionado con el trabajo, las restricciones no se aplican a los profesionales de la salud y la investigación de la salud, a las personas que participan en el transporte de mercancías, a los diplomáticos, al personal militar o a los trabajadores de ayuda humanitaria.

Los pasajeros en tránsito, los que viajan debido a emergencias familiares o las personas que solicitan asilo también pueden ingresar al bloque, al igual que los trabajadores fronterizos que viajan legalmente a un Estado miembro de la UE desde un país vecino.

Los ciudadanos del Reino Unido, que se consideran ciudadanos de la UE hasta fin de año, también son libres de ingresar.

Los titulares de visas deberán verificar con su país de destino si se les permitirá la entrada. En Alemania, por ejemplo, los titulares de visas a largo plazo, como los estudiantes, aún podrán ingresar, mientras que no se aceptarán visas a corto plazo para turismo o viajes de trabajo.

¿Cuándo entran en vigor?

Cuándo comienzan a aplicarse las restricciones, es prerrogativa de cada Estado miembro. Según el sitio web de la Comisión Europea, los controles fronterizos se han establecido ya en Noruega, Estonia, Alemania, Lituania, Polonia, Suiza, República Checa, Hungría y Austria.

¿Cuánto tiempo va a durar?

La comisión propone un plazo de 30 días, con la posibilidad de una extensión, a la espera de nuevos desarrollos.

¿Cómo se implementará?

La decisión de llevar a cabo las medidas, y cómo, recae finalmente en cada Estado miembro.

Para que el plan sea efectivo, requiere un esfuerzo coordinado "por parte de los Estados Schengen para todas las fronteras exteriores al mismo tiempo y de manera uniforme", decía el memorándum de la Comisión sobre la propuesta.

Cerrar la frontera de la UE en un solo país sería ineficaz para detener el flujo del coronavirus COVID-19 desde países extracomunitarios. Los viajeros aún podrían ingresar a la Zona Schengen a través de otra frontera externa.

¿Y dentro de la UE?

La comisión argumenta que un esfuerzo coordinado de cierre de fronteras de la UE entre todos los Estados miembros mantendrá el principio de libertad de movimiento de la UE. Esto es particularmente importante para mantener el libre flujo de bienes, sobre todo bienes esenciales como alimentos y medicinas o equipos médicos, en los que se basa el principio del Mercado Único de la UE.

Varios Estados miembros de la UE ya han cerrado sus fronteras nacionales. La Comisión espera que las nuevas restricciones animen a los países a levantar las medidas de control fronterizo interno.

"Estas medidas corren el riesgo de tener un grave impacto en el funcionamiento del mercado único, ya que la UE y el Espacio Schengen se caracterizan por un alto grado de integración, con millones de personas que cruzan las fronteras internas todos los días", dijo.

(elm/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

Comentarios