Escucha esta nota aquí

Por RFI

Las impactantes imágenes del colapso sanitario y las cremaciones masivas en India dan la vuelta al mundo. Hasta ahora la llamada cepa india  se ha detectado en al menos 17 países y son muchos los que han prohibido o restringido la entrada de viajeros de la India. Aunque la OMS tiene en el radar esta nueva mutación del virus, se tienen más interrogantes que certezas. Explicamos lo que se sabe hasta el momento sobre esta variante.

Encontrada a finales de 2020 la variante india se denomina científicamente como la B.1.617. En total acumula más de una docena de mutaciones distintas, pero lo que le dota de peculiaridad es la confluencia de dos mutaciones en la proteína S que, por separado, ya se han detectado en otras variantes como la brasileña y sudafricana, que afecta a un aminoácido presente en dicha proteína y que tiene por consecuencia  que el virus puede evadir con mayor facilidad al sistema inmunitario. 

La otra mutación de esta variante india le permitiría una mayor fijación a las células. Con todo ello, los científicos barajan si la acción conjunta de estas dos mutaciones que definen a esta cepa pueden hacerla más contagiosa o letal pero todavía el número de estudios es insuficiente. 

La OMS sí la ha clasificado como “variante de interés”, pero esto solo indica que los expertos de la organización la están estudiando. Algunas publicaciones especializadas como  ‘Science Media Center’, aclaran que la variante no cumple – dados los conocimientos que se tienen sólo hasta el momento – con todos los requisitos para ser declarada como variante “de preocupación”.

Los expertos siguen señalando la necesidad de hacer más estudios para probar la relación directa entre la cepa y el número exponencial de contagios en India ya que existen otros factores que podrían haber pesado más como la idea errónea de una inmunidad de grupo en la que las autoridades han basado cierta vuelta a la normalidad. 

En cuanto al temor de que esta variante sea más resistente a las vacunas que actualmente se han desarrollado, la comunidad científica lanza un mensaje de serenidad. Aún en el supuesto caso de que la vacuna fuera menos efectiva ante esta variante – algo que de momento no se ha comprobado – su uso seguiría proporcionando a nuestro organismo mayor capacidad de respuesta ante el virus y mayor seguridad ante casos graves de Covid-19.

India atraviesa uno de sus peores momentos en el último año. Los estudios científicos aún necesitan un poco de tiempo para dilucidar la potencia de esta nueva variante y su influencia en la situación del país. En los próximos días se verá si la ayuda internacional ayuda a rebajar la incidencia del virus.

Comentarios