Escucha esta nota aquí

Las negociaciones entre el Reino Unido y la Unión Europea por su relación comercial postbrexit fueron reiniciadas este domingo en Bruselas, en el que podría ser el último día de conversaciones en una desesperada carrera contra el reloj.

El negociador británico David Frost llegó por la mañana al edificio Berlaymont, sede de la Comisión Europea, para retomar los contactos que se habían extendido hasta muy tarde la noche anterior. "Todavía hay un largo camino por delante", reiteró por la mañana el ministro británico de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, al canal Sky News.

El primer ministro Boris Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, mantendrán una conversación telefónica hacia medio día para hacer balance. "El primer ministro no dejará piedra sin remover en este proceso, pero es absolutamente claro: cualquier acuerdo ha de ser justo y respetar la posición fundamental de que el Reino Unido será una nación soberana dentro de tres semanas", dijeron fuentes de Downing Street.

Declaraciones de Merkel

"Creo que hay que intentarlo todo para lograr un resultado", aseguró Merkel en una rueda de prensa tras su reunión con los Länder al ser interrogada al respecto. Y añadió que una medida que permita finalmente un acuerdo sería "muy aplaudida". La canciller rechazó además la idea, difundida por la prensa británica, de que las negociaciones entre Bruselas y Londres iban a fracasar por la dureza de sus exigencias personales.

"Yo no he negociado ni negocio. Alemania no negocia a nivel individual", dijo Merkel, que recordó que las conversaciones con Reino Unido las está llevando a cabo la Comisión Europea (CE) y, en concreto, el negociador europeo, Michel Barnier. Merkel, sin embargo, se mostró partidaria de prolongar, si es necesario, las negociaciones más allá de la jornada de hoy, marcada inicialmente como fecha límite para alcanzar un acuerdo, aunque la salida oficial de Reino Unido del mercado común europeo es el 31 de diciembre.


Comentarios