Escucha esta nota aquí

Los colegios electorales de Argentina abrieron a las 08.00 hora local (11.00 GMT) de este domingo para los comicios generales en los que se elegirán presidente y vicepresidente y se renovará parcialmente la composición del Parlamento.

Unos 33,8 millones de argentinos deben acudir hoy a las urnas para optar entre las seis fórmulas presidenciales que en estas elecciones compiten por un mandato de cuatro años al frente del Ejecutivo, que se iniciará el próximo 10 de diciembre. 

Los residentes argentinos en el exterior también votarán, es el caso de Bolivia. En Santa Cruz ya se veía una larga cola en el Consulado ubicado en la plaza 24 de Septiembre, lugar al que llegaron pese al paro cívico. 

Cerca de 100.000 efectivos militares y de las fuerzas de seguridad custodian las 100.185 mesas de votación distribuidas en 14.546 escuelas de todo el país, que estarán abiertas hasta las 18:00 hora local (21:00 GMT).

Otras 60.000 personas están abocadas a la logística de la elección.

"Estamos ya con todo el operativo electoral desplegado, las mesas abriéndose en total normalidad, así que no hay ninguna excusa para no ir a votar, para no ir a expresarse, votar por lo que cada uno cree. Es una fiesta de la democracia", dijo el jefe de Gabinete argentino, Marcos Peña, en un encuentro con periodistas.

Según el Ministerio del Interior, responsable del escrutinio provisional que se realizará en la noche de hoy, los primeros resultados oficiales estarán disponibles a partir de las 21:00 hora local (00:00 GMT del lunes), con el objetivo de tener el contabilizado el 90 % de las mesas de votación hacia la medianoche de este domingo.

En tanto, el escrutinio definitivo, a cargo de la Justicia electoral y con validez legal, se iniciará el martes próximo.

El voto es obligatorio para todas aquellas personas que tengan entre 18 y 70 años y, desde 2013, los jóvenes de 16 y 17 años pueden ejercerlo de forma optativa, opción que ya tenían los mayores de 70 años.

En las últimas elecciones presidenciales, en 2015, el nivel de participación fue del 81 % y en la primarias de agosto pasado, del 75 %.

En estas elecciones participan las seis fórmulas presidenciales que quedaron habilitadas para competir gracias a los resultados obtenidos en las primarias del pasado 11 de agosto.

En esos comicios las dos fórmulas más votadas fueron las del opositor Frente de Todos, con el peronista Alberto Fernández como candidato a presidente y la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) como postulante a la Vicepresidencia, y la de la coalición oficialista Juntos por el Cambio, que lidera el presidente Mauricio Macri, aspirante a la reelección, y el senador Miguel Ángel Pichetto como candidato a vicepresidente.

   Para imponerse en primera vuelva, una fórmula presidencial necesita obtener al menos el 45 % de los votos afirmativos o más del 40 % y diez puntos porcentuales sobre su principal competidora.

   De lo contrario, las dos fórmulas más votadas hoy deberán medirse en una segunda vuelta, prevista para el 24 de noviembre.

   A nivel nacional, los ciudadanos votan hoy, además de para elegir presidente y vicepresidente, para renovar parcialmente la composición del Congreso, donde se ponen en juego 130 escaños en la Cámara de Diputados y 24 en el Senado.

   De forma simultánea con los comicios nacionales, se celebran elecciones para gobernador en las provincias de Buenos Aires, Catamarca y La Rioja y para alcalde en la capital del país.