Escucha esta nota aquí

Los líderes del G7 se pusieron de acuerdo ayer en ayudar a los países afectados por los incendios en la Amazonía.

“Estamos todos de acuerdo para ayudar lo más rápido posible a los países afectados por estos incendios”, dijo el presidente de Francia, Emmanuel Macron, anfitrión de este foro de grandes potencias reunido en Biarritz, en referencia a los fuegos que asolan una parte de la selva amazónica.

“Nuestros equipos están tomando contacto con los países de la Amazonía para que podamos concretar nuestros compromisos con medios técnicos y financieros”, añadió el mandatario francés, quién llamó a “movilizaciones de todas las potencias” ante esta “emergencia internacional”.

A su vez, Brasil desplegó dos aviones Hércules C-130 en un vasto operativo militar para apagar los incendios que devoran partes de la Amazonía.

Este fin de semana se declararon 1.130 nuevos incendios, según el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil. La mayoría ocurre en la cuenca del río Amazonas. Un fuerte humo cubría la ciudad de Porto Velho (Rondonia) donde el Ministerio de Defensa dijo que el número incendios aumentó.

En Paraguay, imágenes por satélite dejaron ver 418 focos de peligro de incendio que corresponden a quemas de rastrojos en fincas agrícolas, cuando los equipos de emergencia todavía trabajan para proteger la zona del Pantanal (norte), donde ardieron esta semana 39.000 hectáreas de vegetación.

Comentarios