Escucha esta nota aquí

Los vikingos eran mucho menos blancos y rubios de lo que se creía hasta ahora, según estudios de investigadores de la universidad de Copenhague, que descubrieron que el patrimonio genético, el color de la piel y los cabellos de los legendarios guerreros nórdicos eran sorprendentemente variados.

"Los individuos en la era vikinga no eran todos escandinavos desde un punto de vista genético", explicó a la AFP Ashot Margaryan, profesor de la universidad de  Copenhague, uno de los coautores del estudio publicado en la revista científica Nature.

"La Escandinavia vikinga contaba con más personas de cabellos oscuros que la Escandinavia contemporánea" a causa de los intercambios con la  Europa del sur y la del este, explicó este experto, aunque los rubios eran mayoritarios.

Los investigadores secuenciaron el genoma de 442 fragmentos óseos de la época de los vikingos -entre los siglos VIII y XII - provenientes de toda Europa. 

Los expertos determinaron que se produjo una importante mezcla genética en esa época en el sur de Escandinavia ciertamente gracias al comercio pero también a la esclavitud, señaló el investigador.

Según el estudio, que confirma el consenso histórico en la materia, los ancestros de los noruegos navegaron principalmente hasta Irlanda, Islandia y Groenlandia, mientras que los predecesores de los actuales suecos viajaron hacia los países bálticos, y los daneses de esa época, a Escocia e Inglaterra.