Escucha esta nota aquí

Tras las declaraciones del presidente de Rusia, Vladimir Putin, sobre el efecto de la vacuna Sputnik V sobre personas mayores de 60 años, desde el Ministerio de salud ruso informaron que los resultados preliminares sobre la población de ese rango etario "son buenos".

En las últimas horas, el máximo mandatario de aquel país generó un fuerte impacto al declarar que la vacuna no estaba recomendada para personas de más de 60 años.

"Actualmente, el uso de la vacuna Sputnik V en la práctica médica habitual es posible en pacientes de 18 a 60 años. Para acceder a vacunar a mayores se 60, el desarrollador de la vacuna, el Instituto Gamaleya del Ministerio de Salud de Rusia, está realizando un estudio clínico adicional con la participación de 100 voluntarios mayores de 60 años, que, preliminarmente, muestra buenos resultados", aclaró al respecto Alexey Kuznetsov, asesor del Ministro de Salud de la Federación de Rusia.

Además, el funcionario indicó que "no hubo problemas con la seguridad del Sputnik V entre los voluntarios mayores" y agregó que "el desarrollador de la vacuna está analizando datos clínicos y preparando un informe, sobre la base del cual el Ministerio de Salud tomará una decisión sobre la posibilidad de utilizar la vacuna Covid-19 en poblaciones mayores de 60 años". Aquellos resultados y decisiones se informaran después del 20 de diciembre.

La declaración de Putin descolocó a la delegación argentina, que ultimaba en Moscú el arribo a Buenos Aires de la primera venta internacional de la Sputnik V. 

Argentina planeaba iniciar la campaña de vacunación antes de fin año justamente en ese rango de edad, por tratarse del grupo más vulnerable.

“No tengo ninguna duda de su calidad. Yo voy a ser el primero en vacunarme”, dijo el presidente argentino Alberto Fernández una semana atrás al anunciar la compra de millones de dosis de la Sputnik V. El plan gubernamental es vacunar primero a grupos de riesgo y personal estratégico —adultos mayores, trabajadores de la salud, fuerzas de seguridad y docentes—, pero ahora ha quedado en entredicho.

En este contexto, de acuerdo al médico infectólogo Eduardo López, las declaraciones de Putin están relacionadas a que aún no se publicaron los resultados de Fase III donde se incluye a personas mayores.

 “La vacuna en el estudio de Fase III incorpora a adultos mayores que es la fase que liberaron a la prensa pero que no está publicada con los datos. Lo que dijo Putin es verdad pero tendría que haber aclarado que aún faltan esos datos, ya que si esto fuera cierto la vacuna no tendría ninguna utilidad”, afirmó.

Comentarios