Escucha esta nota aquí

Lula y Moro, cara a cara. El político brasileño más trascendente de la historia reciente y el juez que encarna la cruzada anticorrupción se verán por primera vez mañana, en un duelo clave para el futuro inmediato de Brasil. 

En la sureña Curitiba, ‘capital de la Operación Lava jato’, el juez de primera instancia Sergio Moro interrogará al expresidente de izquierda Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), para determinar si recibió un lujoso apartamento de la constructora OAS, enlodada en la red de sobornos de Petrobras, como retribución de favores ilegales.

La declaración de Lula ya crispó los ánimos en Brasil. Moro acusó ayer al político de transformar su declaración en un "acto político-partidario". El juez se expresó así en un auto en el que negó un pedido realizado por la defensa de Lula, que había solicitado una grabación propia del testimonio que el exmandatario prestará en Curitiba, para "esclarecer" su situación judicial.

La sentencia
La sentencia será leída entre 45 y 60 días después, según estimaron en el famoso juzgado Nº 13, que comanda Moro.   Si es condenado, y el fallo ratificado en segunda instancia, Lula deberá bajarse de la elección presidencial de 2018, que lidera holgadamente según todos los sondeos.

Tags

Comentarios