Escucha esta nota aquí

La defensa del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) presentó la noche de este martes tres recursos ante el Superior Tribunal de Justicia (STJ) para evitar que el exmandatario sea interrogado este miércoles en Curitiba por el juez federal Sérgio Moro, responsable del caso Petrobras.

Estos recursos ante el STJ llegan después de que fuesen denegados por el Tribunal Regional Federal de la Cuarta Región.

El primer recurso pide que el STJ considere a Moro, responsable en primera instancia de la operación Lava Jato sobre los desvíos en Petrobras, como sospechoso para juzgar la acción penal y reclama suspender el proceso hasta un análisis definitivo.

Lula está acusado de haber recibido un tríplex por parte de la constructora OAS en el litoral del estado de Sao Paulo a cambio de favorecer a la empresa, así como de haber guardado en un almacén los bienes que ganó durante su presidencia.

El segundo recurso solicita suspender el proceso por 90 días para que la defensa tenga tiempo de analizar los varios documentos de Petrobras incluidos en el caso, y con el tercero, la defensa busca aplazar el cara a cara para que su testigo sea grabado en vídeo por un equipo independiente.

La declaración de Lula está prevista para este miércoles a las 13:00 (hora boliviana). El martes, la Justicia brasileña decidió mantener la fecha del interrogatorio a Lula tras negar la solicitud de 'habeas corpus' presentada por los abogados del exmandatario.

La defensa de Lula había solicitado la suspensión de la audiencia para examinar los cerca de 100.000 folios de documentos que Petrobras adjuntó al proceso.

El abogado Cristiano Zanin Martins argumentó que el mantenimiento de la fecha de la audiencia restringe el derecho de defensa, pues no hay "viabilidad material para analizar dicha documentación antes del interrogatorio".

Tags

Comentarios