Escucha esta nota aquí

La paquistaní Malala Yousafzai, símbolo mundial de la lucha por la educación, expresó este viernes su "alegría" por recibir un diploma de la universidad de Oxford, en el Reino Unido.

"Es difícil expresar mi alegría y mi gratitud ahora que obtuve mi diploma de filosofía, de política y de economía de Oxford", dijo la mujer de 22 años en Twitter.

Su mensaje iba acompañado de fotos, una de ellas en la que aparece celebrando su diploma comiendo un pastel con sus familiares.

"No sé lo que pasará ahora. De momento será Netflix, lectura y sueño", dijo.

Malala fue admitida en la prestigiosa universidad de Oxford en 2017 tras haber sido escolarizada en un instituto de Birmingham. 

En 2012, tras resultar gravemente herida por los talibanes, encontró refugio en esta ciudad del centro de Inglaterra.

Malala empezó su combate en 2007, cuando los talibanes impusieron su ley en el valle de Swat, hasta entonces una tranquila región turística. 

A los 11 años esta hija de un director de escuela y de una madre analfabeta creó un blog en la web de la BBC en urdu, la lengua nacional.

Con el seudónimo de Gul Makai describía el clima de miedo en el valle. Cuando se hizo conocida, los talibanes decidieron eliminarla acusándola de ser vehículo de la "propaganda occidental".

A los 15 años recibió disparos en la cabeza y en la espalda en un ataque contra el autobús escolar que la llevaba desde su escuela de Mingora, en el valle de Swat. 

Desde entonces se convirtió en un ícono de la defensa de los derechos de las mujeres a la educación y fue recompensada por el Premio Nobel de la Paz en 2014, que recibió cuando solo tenía 17 años.