Escucha esta nota aquí

El boliviano más famoso en el mundo de los negocios globales, Marcelo Claure, uno de los principales directores adjuntos del fundador de SoftBank, Masayoshi Son, dejará el cargo de director de operaciones luego de una disputa sobre una posible compensación de aproximadamente $us 2.000 millones, según reportaron The New York Times, Bloomberg y CNBC.

Se espera que SoftBank, un conglomerado japonés que ha realizado grandes inversiones en nuevas empresas, incluidas WeWork y Uber, haga un anuncio oficial en los próximos días sobre la renuncia de Claure, quien se unió a SoftBank en 2017 después de dirigir la empresa de telecomunicaciones Sprint. 

De acuerdo con la información que publica The New York Times, Michel Combes, exdirector ejecutivo de la compañía de comunicaciones Altice que actualmente se desempeña como presidente de SoftBank Group International, asumirá las funciones de Claure al frente de las operaciones internacionales de SoftBank, según una de las personas, que habló bajo condición de anonimato debido a que la información no se había hecho público.

Asimismo, la CNBC informó anteriormente sobre la partida inminente de Claure.

En solo unos años, Claure se convirtió en un confidente cercano de Son y desempeñó un papel singular en SoftBank, con frecuencia desenredando inversiones desordenadas, buscando oportunidades lucrativas y cortejando a fundadores de empresas emergentes.

Según The New York Times, el ejecutivo boliviano quería $us 2.000 millones en compensación de SoftBank por cambiar WeWork, y por la alianza exitosa de Sprint con T-Mobile. Bloomberg informó también que Claure se retira debido a desacuerdos de compensación con Son.

En las redes sociales algunos emprendedores tecnológicos de EEUU han destacado la decisión de Claure y considera que tendrá éxito en los nuevos negocios que emprenda. Tal es el caso de Martin Varsavsky que destaca "la mente brillante del ejecutivo que ha construido cosas increíbles y seguro lo hará separado (de SoftBank".

De acuerdo con la información que maneja la cadena de noticias CNBC de EEUU, Claure ha estado en conversaciones para dejar SoftBank durante varios meses, dijeron las personas, que pidieron no ser nombradas porque las negociaciones son privadas. El ejecutivo boliviano puede estar buscando administrar su propia firma de inversión, señalaron las fuentes.

Claure, que también es presidente del club Bolívar, se unió a SoftBank después de vender una participación mayoritaria del proveedor de servicios inalámbricos Brightstar a la empresa por $us 1.260 millones. Más tarde se convirtió en director ejecutivo de Sprint, de propiedad mayoritaria de SoftBank, que se fusionó con éxito con T-Mobile en abril de 2020.

En 2018, Claure renunció como jefe de Sprint y asumió funciones adicionales en SoftBank, incluidos los cargos de director de Operaciones en SoftBank Group y director ejecutivo en SoftBank Group International. El presidente y director ejecutivo Masayoshi Son lo eligió para renovar WeWork en octubre de 2019 después de que Son ayudara a expulsar al fundador Adam Neumann de la dirección de la empresa.

La información que maneja CNBC da cuenta de que no es la primera vez que un asesor cercano a Son abandona abruptamente la empresa. Nikesh Arora, quien llegó a SoftBank para eventualmente suceder a Son, se fue en 2016 cuando Son decidió que no estaba listo para renunciar. Alok Sama, otro importante lugarteniente de Son, dejó la empresa en 2019.

Comentarios