Escucha esta nota aquí

Unas 30.000 personas desfilaron este sábado hasta el centro del París en la marcha del Orgullo, que por primera vez desde 1977 se inició en los suburbios de la capital francesa. 

"Los gays parisinos conocen muy poco los suburbios, así que traer el orgullo aquí es demostrar que es de todos", afirmó Romain, de la mano de su novio.

El desfile, en el que algunos llevaban mascarilla pero muchos no, comenzó en Pantin, al noreste en las afueras de París, y llegó a la plaza de la República, sitio habitual de manifestaciones en la capital francesa. 

"Seine-Saint-Denis (donde está Pantin) es el departamento más pobre del área metropolitana, por lo que (traer la marcha desde allí) es también un fuerte" mensaje político, dijo Mathias Neviere, copresidente de la organización Inter-LGTB (lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), que organizó el desfile.

Samuel, de 27 años, que vive en París desde hace siete años, dijo que con su participación quería "demostrar que todos somos seres humanos, con los mismos derechos".

Comentarios