Escucha esta nota aquí


El rebrote de violencia en Colombia ha desplazado o confinado a 13.422 personas- casi la mitad de ellas menores de edad- en 2021, dijo el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, en un informe al Consejo de Seguridad obtenido el viernes por la AFP.

"La situación en la región pacífica es particularmente preocupante (...) miles de civiles están atrapados en el fuego cruzado entre actores armados ilegales y (...)la fuerza pública", advierte el documento.

Entre los afectados se cuentan 5.574 menores de edad, dijo Guterres en su informe.

A comienzos de febrero, cientos de personas bloquearon la carretera que conecta al principal puerto marítimo del país en el pacífico con la ciudad de Buenaventura (suroeste), para exigir el cese de la violencia contra esta población de mayoría negra y pobre.

Colombia vive la peor arremetida de grupos armados tras la firma del acuerdo de paz con la guerrilla FARC en 2016. Según expertos, el Estado no tomó el control de los territorios dejados por la insurgencia marxista, lo que facilitó la consolidación de nuevas organizaciones armadas. 

Rodrigo Londoño, jefe de la extinta guerrilla, dirigió el mismo día una carta al Consejo acusando "una negación abierta al compromiso estatal de garantizar la vida y la integridad" de los firmantes del pacto. 262 excombatientes de las FARC han sido asesinados desde la firma del pacto, según la ONU.

Disidentes de las FARC, rebeldes del ELN, la última guerrilla reconocida en Colombia, y bandas narcotraficantes de origen paramilitar luchan a sangre y fuego por la rentas del narcotráfico, la extorsión y la minería ilegal. 

Aunque el acuerdo de paz alivió la violencia política, Colombia vive un conflicto que en casi seis décadas ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcos, dejando más de nueve millones de víctimas, en su mayoría desplazados.

jss/gm



Comentarios