Escucha esta nota aquí

Más de 2.000 damnificados, 117 casas y cinco iglesias destruidas y 12 heridos dejó el sismo de 7,5 grados de magnitud que el domingo remeció la selva norte de Perú, informaron ayer autoridades.

“Tenemos reportado hasta el momento 2.412 personas damnificadas, 117 viviendas destruidas y 12 heridos”, dijo Miguel Yamasaki, director de la Defensa Civil, al actualizar el balance de daños.

Indicó que también cinco iglesias y un centro de salud resultaron destruidos, lo mismo que más de 1,5 kilómetros de carreteras.

El domingo, la Defensa Civil había dado cuenta de la destrucción de 76 casas y 1.223 damnificados, además de 12 heridos.

En región del Amazonas

El movimiento telúrico se registró a las 5:52 con epicentro a 98 kilómetros al este de Santa María de Nieva, en la región de Amazonas, en la selva norte de Perú, y a una profundidad de 131 kilómetros.

La gran profundidad del sismo provocó que la onda expansiva fuera mayor y afectara a casi la mitad del país, incluida Lima.

“No queremos tener consecuencias funestas”, dijo el presidente peruano, Pedro Castillo, quien inspeccionó ayer, lunes, por segundo día, la zona afectada.

El último terremoto de gran magnitud y consecuencias trágicas ocurrió en Perú en el puerto de Pisco (200 km al sur de Perú) el 15 de agosto de 2007, cuando un sismo de 7,9 grados dejó 595 muertos.

Comentarios