Escucha esta nota aquí

Más de 5.600 personas fueron desalojadas de sus hogares y más de 50 municipios están en situación de emergencia debido a las intensas lluvias e inundaciones en los estados brasileños de Bahía (noreste) y de Minas Gerais (sureste), informaron este domingo las autoridades.

Las regiones más arrasadas están en el sur de Bahía, donde hay 3.740 personas desplazadas y en total unas 70.000 afectadas, cinco fallecidos y 175 heridos, reportó la Defensa Civil de la región tras casi una semana de un temporal que deja viviendas inundadas, ríos desbordados, vías y puentes destruidos y algunas localidades incomunicadas.

El gobernador bahiano Rui Costa declaró la situación de emergencia en al menos 30 municipios debido a las lluvias torrenciales, que golpearon especialmente a las ciudades de Itamaraju, Jucuruçu, Porto Seguro, Prado y Teixeira de Freitas.

El presidente Jair Bolsonaro y sus ministros de Desarrollo Regional, Rogério Marinho, y de Ciudadanía, João Roma, realizaron un sobrevuelo en Bahía, al igual que lo hizo Costa, del opositor Partido de los Trabajadores (PT), del expresidente Lula.

"Nuestra presencia es en solidaridad con el pueblo de Bahía", dijo Bolsonaro, que aspira a la reelección en 2022.

"Progresivamente, con la reducción del agua, iniciaremos la recuperación de las ciudades y la reconstrucción de muchas casas perdidas en lugares más altos", afirmó el gobernador Costa desde un centro de operaciones de rescate.

En el norte de Minas Gerais, que colinda con el sur de Bahía, el temporal dejó más de 1.900 personas desalojadas de sus hogares, la gran mayoría en el Valle de Jequitinhonha y en Mucuri, según un balance de la Defensa Civil, y la gobernación declaró 31 a municipios en situación de emergencia.

Equipos de la Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos y voluntarios están desplegados en varias comunidades para rescatar a personas atrapadas o desplazadas tras las lluvias y ayudar en la distribución de alimentos.

El gobierno de Bolsonaro reconoció la emergencia en 31 municipios de Minas Gerais y en 17 de Bahía para la asignación de recursos, creó una fuerza de tarea con cinco ministerios y autorizó el despliegue de militares para operaciones de rescate y reubicación de personas desplazadas.

En Rio de Janeiro, el temporal también tiene alerta a las autoridades tras algunos daños en viviendas y la previsión de vientos de hasta 70 km/h.

Comentarios