Escucha esta nota aquí

Más de 60 personas murieron después de beber alcohol de contrabando intoxicado en el estado indio de Punjab (noreste), indicaron las autoridades y la prensa.

Las víctimas murieron en tres distritos del estado y la policía ha arrestado a 10 personas, precisaron las autoridades.

Cientos de personas mueren cada año en India por alcohol intoxicado hecho en destilerías callejeras, que se vende por tan solo 10 rupias (13 centavos de dolar, 11 céntimos de euro) el litro.

Once personas habían fallecido en el distrito de Gurdaspur, declaró un funcionario a la AFP. La agencia de prensa Press Trust of India y otros medios informaron el sábado que la bebida ilegal causó 53 víctimas mortales en los distritos vecinos de Amritsar y Tarn Taran.

Se cree que ha habido más muertes en los últimos días, pero no se pudo probar ya que los cuerpos fueron incinerados sin que se les realizara una autopsia.

El primer ministro del estado de Punjab, Amarinder Singh, dijo el viernes que había ordenado una investigación especial sobre las muertes y que "nadie que sea declarado culpable será perdonado".

El diario Indian Express indicó que uno de los sospechosos había muerto en el distrito de Amritsar después de consumir el licor ilegal y que su mujer había sido arrestada por vender el alcohol.

Este caso se produce después de que las autoridades del estado de Andhra Pradesh (sureste) anunciaran el viernes la muerte de nueve personas que habían consumido gel hidroalcohólico.

Las víctimas bebieron el desinfectante como sustituto del alcohol, cuya venta se ha visto restringida durante el confinamiento impuesto por la pandemia de coronavirus.