Escucha esta nota aquí

Cinco colegios eran los primeros que debían reiniciar clases el jueves en la región Metropolitana de Santiago, tras permanecer cerrados desde marzo por el coronavirus, pero solo llegaron alumnos a tres planteles, ante reclamos de estudiantes y padres contrarios a la medida y la presencia de la prensa.

Al liceo El Llano de la comuna de Pirque, en el sur de Santiago, no llegó ningún alumno. Fuera del recinto una decena de periodistas y camarógrafos esperaron en vano a los estudiantes, al igual que en el interior lo hacían profesores y directivos del colegio.

Solo un alumno asistió a la escuela primaria San Juan, de la misma comuna, pero se devolvió al ver la presencia de la prensa, mientras que a otros tres colegios de Pirque únicamente llegaron 20 escolares.

"Ha pasado una cosa bien curiosa: en tres colegios nos han dicho los apoderados que mientras esté la prensa los niños no van a ir", relató el alcalde de la comuna, Cristian Balmaceda.

Lo ocurrido en Pirque fue calificado de "papelón" por el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar.

"El papelón del retorno a clases en Pirque demuestra que no es una política adecuada forzar a la gente. Chile cambió, la gente ya no acepta medidas arbitrarias o poco racionales solo porque lo dispongan los poderosos", dijo.

El mensaje fue respondido por el ministro de Educación, Raúl Figueroa: "Lo cierto, señor Aguilar, es que llegaron alumnos de manera totalmente voluntaria a clases presenciales en la comuna de Pirque. Y aunque hubiese llegado solo uno, como Ministerio de Educación es nuestro deber asegurar la continuidad de sus aprendizajes".

La vuelta a clases presenciales después de casi siete meses de suspensión en Chile debido a la pandemia, divide a las comunidades. Los estudiantes chilenos alcanzaron a ir solo unos pocos días a sus colegios en marzo antes que se cancelaran las clases.

Con las infecciones de coronavirus estabilizadas en torno a unos 1.800 por día desde hace dos meses -lejos del pico de 7.000 a mediados de junio- casi la totalidad de la Región Metropolitana flexibilizó las restricciones y sus 52 comunas transitan distintos pasos dentro del plan de desconfinamiento de cinco fases.

Los colegios y universidades chilenos se volcaron a las clases en línea para suplir la ausencia de las presenciales, pero con resultados muy disímiles en escuelas públicas y los colegios privados, que representan cerca del 8% de la matrícula.