Escucha esta nota aquí

El presidente Mauricio Macri fue dado de alta de la Clínica de Olivos luego realizarse estudios por una arritmia sufrida hoy por la tarde. Fuentes oficiales informaron que el Presidente se sometió a un chequeo por precaución pero que, tras el susto, se lo vio sonriendo y saludando a la gente que estaba esperando su diagnóstico en el hospital. Macri está acompañado por Juliana Awada; volverán a dormir a la Quinta de Olivos.

Según fuentes médicas, Macri sufrió esta tarde una fibrilación auricular, que es una arritmia no grave. El jefe de la Unidad Médica Presidencial estuvo con él en la clínica. Todo se manejó en un total hermetismo. De hecho, horas antes, desde el Gobierno habían desmentido que el Presidente estuviera internado, y habían enviado una fotografía de una reunión que Macri mantuvo con periodistas.

El vocero presidencial Iván Pavlovsky informó que alrededor de las 15 el Presidente había sido chequeado porque no se sentía bien, pero siguió trabajando. Tuvo una reunión con gente relacionada a la Minería y la Energía, luego concedió una entrevista a un portal de noticias y hasta tuvo un off con algunos periodistas. Edi Zunino, uno de los que estaba presente, dijo que se lo vio cansado y que le preguntó a qué le tiene miedo, a lo que Macri respondió. "Tengo demasiadas cosas en la cabeza, arranco muy temprano y la agenda es muy pesada".

Alrededor de las 19, cuando se estaba por ir a Los Abrojos, volvió a sentir la arritmia y fue entonces que se decidió que fuera trasladado a la Clínica de Olivos para hacerse un chequeo.

Fuentes oficiales dijeron a LA NACION que se le realizaron dos estudios: una ecografía doppler y un examen ecotransesofágico, por lo cual debieron sedarlo.

Minutos después de conocida la noticia, en comunicación con TN, Pavlovsky había dicho que el Presidente se encontraba en la clínica y que aún se desconocía si pasaría allí la noche o si regresaría a su domicilio. "Está en una habitación normal. Están esperando que se despierte para ver si pasa la noche acá o si se retira a su domicilio", dijo. "Estamos esperando que el Presidente se despierte. Está bajo los efectos de la sedación".

El vocero agregó que no recuerda otro episodio así. "Es una persona sana, deportista, no es de tener estos episodios", enfatizó.