Escucha esta nota aquí

Los colegios médicos de España pidieron el jueves a las autoridades un "golpe de timón" en la lucha contra el coronavirus para evitar que el país, uno de los más golpeados de Europa, se vea sumergido bajo una nueva ola de la pandemia.

La Organización Médica Colegial de España advirtió en un comunicado la "decepción e indignación" del personal sanitario ante la falta de una dirección común en la lucha contra el Covid-19 en un país donde las 17 regiones (y 2 ciudades) autónomas son competentes en sanidad y suelen criticar al gobierno central.

A los trabajadores de la salud "nos desespera y desconsuela ver las disputas y rivalidades entre fuerzas políticas e instituciones cuando deberían estar remando todos en la misma dirección", señaló el texto.

Las asociaciones médicas pidieron a las autoridades un "golpe de timón en la gobernanza de la lucha" contra la epidemia, frente a la multiplicación de los rebrotes, cuyo "número y amplitud (...) suponen un claro riesgo de desbordamiento de la capacidad local de control".

España notificó oficialmente 28.605 muertos -61 de los cuales personal sanitario, según el comunicado- y más de 337.000 infectados y ha sufrido una escalada de los contagios después de que finalizara el 21 de junio un confinamiento de tres meses.

Los médicos atribuyeron esta recaída al "relajamiento" de las medidas de distanciamiento y protección, a las reuniones familiares, fiestas nocturnas y discotecas y a las precarias condiciones de trabajo y de alojamiento de los trabajadores que de desplazan por el país en función de la cosecha de frutas.

También consideraron que los confinamientos selectivos ordenados por las regiones no son suficientes. Pidieron una mejor coordinación entre las regiones y el Estado, la preparación de nuevas medidas para limitar la movilidad entre regiones y mayor severidad ante las infracciones.

Por ultimo, denunciaron "los claros fallos constantes en la gestión de las estadísticas diarias, con cifras insuficientes y contradictorias que han llevado a una percepción generalizada de descoordinación en la gestión de la pandemia".

El Ministerio de Sanidad, que publica diariamente las cifras de covid-19 en base a lo que notifican las regiones, cambió en varias oportunidades su manera de publicar las estadísticas.