Escucha esta nota aquí

La situación en la frontera sur de México se complicó en las últimas horas para los migrantes con redadas de las fuerzas de seguridad y por las persistentes malas condiciones en los albergues, denunciaron dos ONG.

En un comunicado, Pueblo Sin Fronteras alertó que el martes hubo “fuertes redadas” contra migrantes en el municipio de Tapachula, en el suroriental estado de Chiapas, “por parte de agentes de la Marina con insignias de la Guardia Nacional acompañados por agentes del Instituto Nacional de Migración (INM)”.

“Numerosos miembros de la Guardia Nacional, uniformados con vestimenta militar, portando armas largas recorren junto con agentes de migración el centro de la ciudad, los parques y las calles, llevando a cabo una verdadera cacería de migrantes”, señaló.

Para Pueblo Sin Fronteras -una de las ONG más activas de ayuda a los migrantes- Tapachula se ha convertido en una “ciudad cárcel” y la Guardia Nacional, el nuevo cuerpo de seguridad creado por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se encarga de reprimirlos. Después de estas redadas en Tapachula, decenas de migrantes, la mayoría africanos, se congregaron en la noche afuera de las instalaciones de la Estación Migratoria Siglo XXI del municipio. (AFP)

Tags

Comentarios