Escucha esta nota aquí

La exprimera dama de Estados Unidos Michelle Obama abre este lunes la convención demócrata con encendidos elogios al candidato a la Casa Blanca Joe Biden, mientras el presidente Donald Trump busca aguar la fiesta de su rival señalando que convertirá el país en "otra Venezuela".

"Yo conozco a Joe", dice la esposa de Barack Obama, según un fragmento en video divulgado horas antes de su discurso, plato fuerte del primer día del cónclave previsto con tradicional fanfarria en Milwaukee, Wisconsin, pero que el coronavirus convirtió en cuatro jornadas de eventos 'online'.

"Él sabe lo que se necesita para rescatar una economía, hacer frente a una pandemia y liderar nuestro país. Y escucha. Dirá la verdad y confiará en la ciencia", agrega sobre Biden, el vicepresidente durante los ocho años de mandato de su marido, en un golpe directo al cuestionado manejo de Trump de la crisis del coronavirus.

Michelle Obama se espera que ponga toda su popularidad al servicio de Biden al inicio de una semana de discursos en los que los demócratas apuestan a proyectar una imagen de unidad frente a Trump. 

El senador Bernie Sanders, máximo exponente de la izquierda estadounidense, que respalda a Biden tras competir sin éxito por la nominación presidencial demócrata, insta a unirse para "derrotar" a Trump, según los adelantos de su mensaje de esta noche.

"Esta elección es la más importante de la historia moderna de este país", dice, al instar a "luchar por la democracia y la decencia, y contra la codicia, la oligarquía y el autoritarismo".

"Cada cuatro años nos reunimos para reafirmar nuestra democracia", dijo la moderadora de la convención, la actriz Eva Longoria, al inaugurar la cita. "Este año hemos venido a salvarla".

El programa del lunes en la convención, que es transmitida en vivo, lo completa el exgobernador republicano de Ohio John Kasich, en un guiño a los votantes arrepentidos o cansados de apoyar a Trump.


Pese a las restricciones por la pandemia, que ha dejado más de 170.000 muertos en Estados Unidos, Trump viajó a Wisconsin, el mismo estado donde se realiza la convención demócrata, así como al vecino Minnesota, para dirigirse a sus seguidores.

"Es la elección más peligrosa que hemos tenido", dijo Trump desde la pista del aeropuerto en Oshkosh, Wisconsin, a unos 130km al norte de Milwaukee. 

"Será otra Venezuela. Yo solía decir eso a la ligera, ahora lo digo con mucha fuerza porque es una ideología similar: esta será una Venezuela a gran escala, a muy gran escala si ganan", advirtió.

En Mankato, Minnesota, Trump dijo que "Joe el Dormido", como suele apodar a su oponente, quiere "abolir" el "estilo de vida estadounidense" y hacer de Estados Unidos "un país socialista muy aburrido".

El mandatario, eufórico mientras sus partidarios pedían a gritos "¡Cuatro años más!", también insistió con sus ataques sin pruebas contra el "fraude" que según él supondrá el voto por correo, que se estima aumentará por la pandemia.

"La única forma en que vamos a perder esta elección es si la elección está amañada", dijo en Wisconsin Trump, quien ha amenazado con bloquear fondos adicionales para el servicio postal que según los demócratas son necesarios para procesar millones de papeletas.

"Hacer trampa"

Varios fiscales generales estatales señalaron el lunes que evalúan opciones legales para evitar interrupciones en el servicio postal.

El presidente del Partido Demócrata, Tom Perez, afirmó que la convención busca ser una respuesta al "asalto" de Trump contra la democracia, destacando los esfuerzos para proteger el voto por correo. 

"Este presidente no puede ganar por sus méritos así que tiene que hacer trampa. Y eso es vergonzoso", dijo al diario The Washington Post.

La cita demócrata también incluye reuniones de los distintos grupos que conforman el partido. En un encuentro del Caucus Hispano, varios congresistas y líderes sociales destacaron el desproporcionado golpe que ha sufrido esa comunidad, la principal minoría de Estados Unidos, por el coronavirus. 

"Muchas comunidades latinas tienen la tasa más alta de infecciones", advirtió Julián Castro, el único precandidato presidencial hispano en las primarias demócratas.

En las cuatro noches que dura el cónclave demócrata, que culminará el jueves con la oficialización de la candidatura de Biden, también hablarán la esposa de Biden, Jill, los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton, así como Hillary Clinton.

Biden aventaja a Trump en las encuestas por 7,7 puntos según el promedio de RealClearPolitics. La diferencia se ha estrechado y el demócrata espera que su elección de Kamala Harris, la primera mujer negra en la fórmula presidencial de un partido importante, revitalice su candidatura.