Escucha esta nota aquí

Un militar ruso mató el viernes a ocho soldados e hirió a otros dos en un tiroteo en una base en Siberia oriental, anunció el ejército ruso, citado por medios estatales.

"El soldado que abrió fuego fue detenido", indicó el comunicado del ejército, añadiendo que el drama estaba posiblemente vinculado a una 'depresión nerviosa'.

Aparentemente el tiroteo ocurrió en el cambio de guardia en esta base, situada al norte de la frontera con China y Mongolia.

"Según las primeras informaciones, los actos de este soldado podrían estar vinculados a una depresión nerviosa y no tienen relación con sus obligaciones militares", añadió el comunicado.

Los dos heridos están fuera de peligro.