Escucha esta nota aquí

El ministro brasileño Medio Ambiente, Ricardo Salles, ironizó este miércoles las amenazas lanzadas por el candidato demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden, al gobierno de Jair Bolsonaro para que frene la deforestación amazónica.

En su primer debate con el presidente saliente Donald Trump, Biden dijo el martes que si gana las elecciones del 3 de noviembre reunirá un paquete de 20.000 millones de dólares de varios países para que Brasil deje de deforestar.

"'Aquí hay 20.000 millones de dólares. Paren de deforestar'. Si no lo hacen, eso tendrá consecuencias económicas significativas", afirmó.

El ministro brasileño respondió con un breve tuit: "Solo una pregunta, la ayuda de los $us 20 mil millones de Biden, ¿es por año?".

Aliado de Trump, el gobierno del presidente ultraderechista Jair Bolsonaro enfrenta una gran presión internacional para frenar el avance de la deforestación, una de los principal causas de los incendios en la mayor selva tropical del planeta.

En 2019, la tala de árboles tuvo un aumento anual de 85,3%, totalizando una cifra récord de 10.123 km2, una superficie equivalente a la de Líbano.

En agosto, la deforestación registró una caída de 21% respecto a agosto del año pasado, aunque entre enero y agosto la reducción fue de apenas 5% en comparación con el mismo periodo de 2019.

La semana pasada, en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, Bolsonaro afirmó que Brasil "es víctima de una de las más brutales campañas de desinformación sobre la Amazonia y el Pantanal", el mayor humedal de agua dulce del mundo, otro bioma que está siendo arrasado por los incendios.

Las ONG ambientalistas atribuyen a Bolsonaro la responsabilidad del alarmante aumento de la deforestación y los incendios, pues defiende la apertura de la Amazonia a la explotación minera, energética y agropecuaria.

Al igual que Trump, el mandatario brasileño es un escéptico del cambio climático.

En el debate, Biden, que lidera las encuestas, insistió en que si gana las elecciones reintegrará a Estados Unidos al Acuerdo de París sobre el Clima, del que Trump retiró a su país.

"Me uniré al Acuerdo de París porque con nosotros fuera de él, mire lo que está pasando. Todo se está cayendo a pedazos (...). Las selvas tropicales de Brasil están siendo devastadas. En esa selva tropical se absorbe más carbono que el que emite Estados Unidos", dijo.