Escucha esta nota aquí

El ministro del Interior de Chile, Víctor Pérez, jefe del gabinete del presidente Sebastián Piñera, renunció sorpresivamente este martes luego de ser suspendido por la Cámara de Diputados que aprobó una acusación constitucional en su contra.

Con 80 votos a favor, 74 en contra y una abstención, la Cámara de Diputados aprobó la acusación constitucional que presentaron parlamentarios de oposición en contra de Pérez por su actuar negligente en una protesta de camioneros en el sur de Chile y su rol como superior jerárquico de la Policía en actos de represión de las manifestaciones sociales.

"No solamente estoy suspendido, estoy renunciando como ministro del Interior", dijo Pérez, que había asumido el cargo hace tres meses, ante la prensa en el Congreso.

Pese a su renuncia, Pérez deberá ser sometido a otra votación en el Senado para determinar si es privado o no de asumir cargos públicos por cinco años.

El presidente Piñera manifestó en un comunicado su aceptación a la renuncia y aseveró su convicción sobre que Pérez "ha cumplido con todos sus deberes, ha respetado la constitución y las leyes y no ha incurrido en ninguna causal de acusación constitucional".

Pérez, de 66 años, es un reconocido político de derecha y colaborador de la dictadura de Pinochet (193-1990) como alcalde de la ciudad de Los Ángeles, en el sur de Chile.

Tras varios años como senador en el Congreso, Pérez fue nombrado ministro del Interior en julio pasado, en reemplazo de Gonzalo Blumel, quien a su vez, había sustituido a Andrés Chadwick, primo del presidente Piñera, y quien era considerado como el hombre fuerte del gabinete.