Escucha esta nota aquí

El director general de la biotecnológica estadounidense Moderna dijo este martes a los europeos que la prolongación de las negociaciones para la compra de su vacuna contra el Covid-19 puede retrasar las entregas, dado que darán prioridad a países que ya compraron como Estados Unidos, para el que ya tienen "millones de dosis almacenadas".

"Está claro que el retraso no limitará la cantidad total, ralentizará la entrega", dijo Stéphane Bancel en una entrevista con AFP al referirse a Europa.

Por el contrario, Estados Unidos tiene reservadas 100 millones de dosis desde principios de agosto, y "tenemos varios millones de dosis ya almacenadas" en el país, listas para ser entregadas a las autoridades estadounidenses en cuanto se autorice su comercialización, probablemente en diciembre.

Moderna anunció esta semana que su vacuna experimental es casi 95% efectiva para proteger a las personas del coronavirus, lo que aumenta aún más las esperanzas de poner fin a la pandemia después de que Pfizer/BioNTech publicara hallazgos similares la semana pasada sobre su vacuna.

Desde el verano boreal, Moderna entabló negociaciones con la Comisión Europea sobre la compra de 80 millones de dosis de la vacuna, pero no se ha firmado ningún contrato, dijo Bancel desde la sede de la empresa en Cambridge, Massachusetts. 

Mientras tanto, Moderna, que desarrolló su medicamento en conjunto con los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, ha firmado acuerdos para suministrar la vacuna a Canadá, Japón, Israel, Catar y Reino Unido.