Escucha esta nota aquí

El líder musulmán de la provincia de Damasco, Adnan al-Afiuni, murió este jueves en un atentado con bomba, informó la agencia de prensa oficial Sana, que lo calificó como un ataque "terrorista".

Según Sana, la bomba fue colocada en el vehículo del muftí, quien se encontraba en la localidad de Qudsaya en el noroeste de la provincia, según la misma fuente.

Considerado cercano al presidente Bashar al Asad, el líder religioso había, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), desempeñado un papel destacado en los acuerdos entre el poder y los rebeldes para poner fin a los combates en la provincia de Damasco en los últimos años.

Iniciada en marzo de 2011 tras la represión a las protestas a favor de la democracia, la guerra en Siria ha provocado más de 380.000 muertos y millones de desplazados.

Con el tiempo, el conflicto se ha vuelto más complejo debido a la intervención de varias potencias extranjeras, así como de grupos yihadistas.