Escucha esta nota aquí

Un niño de cinco años que había sido evacuado de Afganistán murió en un hospital en Polonia después de haber ingerido hongos venenosos, y su hermano está agonizando, anunciaron este jueves sus médicos.

Los niños habían llegado a Polonia el 23 de agosto con su familia y estaban en cuarentena en un centro de inmigrantes en Podkowa Lesna, cerca de Varsovia.

Los dos niños y su hermana de 17 años habían sido hospitalizados el 26 y 27 de agosto. La chica fue dada de alta unos días después.

Según el portal de noticias OKO.press, el padre de los niños, un contable, trabajó para el ejército británico durante años y la familia fue evacuada por el ejército polaco a petición del Reino Unido.

Un portavoz de la Oficina de Extranjería, que gestiona los centros de inmigrantes en Polonia, dijo a principios de semana que cinco personas habían solicitado atención médica por problemas estomacales, pero que no indicaron que habían comido hongos.

El vocero también desmintió un artículo de prensa según el cual los niños comieron los hongos porque no estaban suficientemente alimentados. Los inmigrantes reciben "tres comidas al día", señaló.

Las posibilidades de que su hermano sobreviva "son negativas", declaró a la prensa el director del hospital CZD en Varsovia, Marek Migdal.

Comentarios