Escucha esta nota aquí

Un niño de dos años murió el domingo al caer a un estrecho pozo de 40 metros de profundidad en una plaza de Lima en la que estaba jugando, informó la Compañía de bomberos de Perú.

"Hemos hecho todo lo posible, pero lamentablemente ha caído sobre metro y medio de agua y se ha ahogado", dijo a la prensa el comandante general del Cuerpo de Bomberos Larry Lynch.

Explicó que hicieron uso de equipos auditivos para verificar el estado del menor y que, pese a que dieron apoyo con oxígeno, solo se pudo confirmar el deceso del niño. 

Lynch manifestó que aún trabajarán en el lugar durante las próximas cuatro o cinco horas para dar con el cuerpo del niño, debido a que "el acceso al pozo es muy complicado porque solo tiene 30 centímetros de ancho y es difícil de ingresar una persona para el rescate".

El pozo de aproximadamente 40 años de antigüedad, formó parte de un antiguo canal de regadío.