Escucha esta nota aquí

Veintidós invitados a una boda en Pakistán murieron después de que el rickshaw (carro de tracción humana) en el que viajaban cayera en un canal en el noroeste del país, anunció este miércoles la policía al terminar la operación de rescate.

A bordo del carro de tres ruedas viajaban 29 personas, un número excesivo, cuando este se precipitó al agua cerca de la localidad de Dera Ismail Khan.

"Hemos encontrado 22 cadáveres, de 16 mujeres y seis niños", dijo a la AFP Muhamad Ramzan, un responsable de las fuerzas de seguridad, quien precisó que lograron rescatar a las otras siete.

Todas las víctimas pertenecían a una misma familia y al menos siete de ellas componían un mismo núcleo familiar, precisó el responsable policial.

Los rickshaws son un medio de transporte muy habitual en Pakistán y los accidentes con estos carros resultan habituales.

Pakistán es uno de los países en el mundo donde hay un mayor número de accidentes de circulación mortales.