Escucha esta nota aquí

Al menos nueve personas murieron y otras 22 continúan desaparecidas después de que en la madrugada de este domingo un gran corrimiento de tierra provocado por las lluvias del monzón sepultó una veintena de casas en el noreste de Nepal.

El suceso ocurrió en Dhumthang, a dos horas por carretera, unos 100 kilómetros, al este de Katmandú en el distrito de Sindhupalchok, donde un masivo corrimiento de rocas, tierra y escombros, que se desplazó durante más de un kilómetro, sepultó dos asentamientos humanos, afirmó a Efe el oficial jefe del distrito, Umesh Kumar Dhakal.

"No habíamos visto un deslizamiento de tierra tan grande antes. Es enorme", explicó Dhakal, que anotó que "unas veinte casas han sido arrasadas o sepultadas". Dos equipos de rescate se encuentran en la zona, donde han extraído hasta ahora nueve cuerpos sin vida, pero con 22 desaparecidos, el número de fallecidos podría aumentar a medida que avanzan las labores de rescate, concluyó el oficial del distrito.

El pasado 14 de agosto, 19 personas fallecieron en otro corrimiento de tierra en Sindhupalchok. La temporada de lluvias asociada al monzón suele afectar a Nepal desde comienzos de junio hasta finales de septiembre

El monzón suele causar todos los años más de un centenar de muertes en el país, pero este año las precipitaciones han sido particularmente fuertes y el número de fallecidos por sucesos relacionados con las lluvias alcanza ya los 351, además de 85 desaparecidos.