Escucha esta nota aquí

Gran conmoción ha causado un insólito hecho que se registró en Argentina. Una mujer denunció a través de sus redes sociales que la justicia de su país le entregó los restos hallados de su abuelo en una caja de mayonesa.

Todo empezó el 10 de enero de 2019, cuando el hombre, Luis Sosa de 77 años, desapareció de su domicilio en la ciudad de General Roca, provincia de Río Negro, Argentina.

Desde aquel entonces, su familia lo buscó, pero un mes después encontraron partes óseas de una persona. Aquella fecha, la Policía negó que perteneciera al hombre y que se trataría de una mujer.

Un año y ocho meses después, las autoridades confirmaron que se trataba de Sosa. Sin embargo, lo que llamó la atención fue que los restos fueron entregados dentro de una caja de mayonesa.

“¿Se puede ser más…? Un año y ocho meses esperándote y buscándote, y te entregan ¡como si no fueras nada! ¡Así, en una caja de mayonesa!”, denunció Verónica Sosa, la nieta del hombre desaparecido, a través de una publicación de Facebook.

Previo ello, el 31 de agosto, la mujer comentó las acciones de las autoridades sobre el caso de su abuelo. “Desde un principio hicieron las cosas mal”, pues tan solo un mes después de la desaparición, encontraron un cráneo en un basural, que en ese momento aseguraron que pertenecía a una mujer de aproximadamente 40 años.

No obstante, en un reciente comunicado, el fiscal a cargo informó a los familiares que las osamentas halladas en aquel entonces fueron analizadas nuevamente y que pertenecen a su abuelo.

Por su parte, Verónica considera que el cráneo fue “claramente plantado” en la escena porque no había otro pedazo o ropa que indique que Sosa murió en ese lugar.

“¡Que se enteren todos la clase de… tenemos en el Poder Judicial! ¡Somos solo un número para ellos y los que no nos callamos somos molestia!”, agregó la mujer, asegurando que los fiscales deberían seguir trabajando para saber qué fue lo que pasó con su abuelo.

Otro punto que también ha generado desconcierto entre la familia, es la falta del documento que certifique la muerte del hombre. “Encima no le podemos dar cristiana sepultura porque no nos dieron el certificado de defunción. Parece otra tomada de pelo”, señaló la nieta al portal TN. (La República)