Escucha esta nota aquí

En Nueva York, lo peor parece haber encontrado su fin. Después de lo que han sido semanas de dolor y pérdidas, los índices de casos y de fallecidos a causa del coronavirus marcan una sostenida baja en la tan temida curva. Su título de epicentro de la pandemia en Estados Unidos en relación a la cantidad de habitantes ha llegado a su fin. Ahora, la Nación Navajo se ha convertido en el territorio con más infectados del país, según publica el diario argentino La Nación.

Nación Navajo es una reserva indígena de Estados Unidos que ocupa parte de los estados de Arizona, Utah y Nuevo México . Según información relevada en el último censo nacional de 2010, un total aproximado de 170 mil personas viven en el territorio que se extiende en unos 70 mil kilómetros cuadrados (un área equivalente a Bélgica y Suiza juntos). Hoy, más de 4.000 indivduos han sido testeados Covid-19 positivos, lo que significa que, por 100 mil habitantes, es la zona más golpeada del país por el virus respiratorio .

Pese a tener una de las cuarentenas más restrictivas en el país, que incluye la prohibición de salidas exceptuadas solo por emergencias o por quienes deban cumplir con empleos esenciales, se han registrado 2300 infectados cada 100.000 habitantes. La cifra ha quedado por encima de los 1.800 casos cada cien mil habitantes de Nueva York.

Con 140 muertes acumuladas el último fin de semana, el presidente de la Nación Navajo Jonathan Nez dijo que parece haberse registrado el pico de la curva de contagios en el territorio. El mandatario también subrayó que uno de los motivos que explica las altas cifras es la capacidad de testeo en el territorio: un 11 por ciento de la población ha recibido el testeo de coronavirus.

La Nación Navajo es una de las comunidades más vulnerables del país. Un 40% de la población está por debajo de la línea de la pobreza, y muchos de los hogares multigeneracionales son rudimentarias construcciones sin acceso al agua corriente, lo que limita un proceso de higienización adecuada y aumenta la exposición al virus .

El vasto territorio engloba a los lugares más visitados por turistas por su esplendor natural. En la Nación Navajo se encuentran algunos de los panoramas más sublimes, la concentración de escenarios únicos como el Cañón del Antílope, entre otras atracciones que año a año atraen a miles de personas, y que hoy se encuentran cerradas al público hasta nuevo aviso.

Las distancias son inmensas. Según datos del último censo, un promedio de dos personas viven por kilómetro cuadrado. Pero lo cierto es que las familias viven agrupadas en zonas mayoritariamente desoladas . Alejadas del acceso a centros de atención médica y comercios como supermercados, la vida de estas comunidades en tiempo de coronavirus ha aumentado las que ya eran dificultades diarias.

"Somos ciudadanos de Estados Unidos, pero no nos tratan de esa forma", señaló Nez . El presidente de la Nación Navajo remarcó que los procesos de urbanización han sido una promesa de larga data del gobierno federal. Una promesa que no alcanzó nunca su cumplimiento. "Una vez más hemos sido olvidados por nuestro gobierno", subrayó el mandatario .

Según las autoridades de la Nación Navajo, la ayuda gubernamental no llega con la celeridad necesaria para afrontar la crisis. El gobierno de Donald Trump dispuso en su paquete de alivio económico 8 mil millones de dólares para las comunidades indígenas, pero los representantes de Nación Navajo han remarcado que la distribución de esos fondos no ha sido apropiada.

El presidente Jonathan Nez anunció que -junto a otras diez tribus del país- han presentado acciones legales contra el gobierno de Estados Unidos "por un reparto justo de la financiación nacional".