Escucha esta nota aquí

"Al menos 140 personas" murieron en el naufragio de una embarcación de migrantes la semana pasada ante las costas de Senegal, la peor catástrofe de este tipo en 2020, indicó el jueves la Organización internacional para las Migraciones (OIM).

"Al menos 140 personas se ahogaron después de que su embarcación, que transportaba unas 200 personas, se hundió ante las costas de Senegal", indicó la OIM en su comunicado.

Las autoridades senegalesas anunciaron un saldo de al menos 10 muertos y unos 60 migrantes que pudieron socorridos, aunque sin dar una cifra de personas que estaban a bordo.

"Las comunidades locales nos dijeron que había unos 200 a bordo, por lo tanto hay 140 desparecidos", precisó a la AFP una portavoz de la OIM en Dakar.

Entre el 7 y el 25 de octubre, la marina senegalesa, apoyada por la Guardia Civil española, interceptó cinco embarcaciones que partían hacia Europa, y rescataron en total a 388 personas, según el gobierno, que mencionó la detención de "28 presuntos" traficantes.

Una de las embarcaciones sufrió una avería grave al declararse un incendio el 23 de octubre frente a Mbour, a más de 80 km al sureste de Dakar.  El incendio fue provocado por "una explosión del motor y los recipientes de combustible a bordo", según el gobierno.

La versión de la OIM es diferente. 

Miembros de las comunidades locales le indicaron a la OIM que el barco salió de Mbour el 24 de octubre, y no el 23, y que frente a San Louis, última ciudad senegalesa antes de Mauritania, se declaró el incendio y horas más tarde se volteó.

Según informaciones de la OIM, el barco tenía como destino al archipiélago de las españolas Islas Canarias, frente a Marruecos.