Escucha esta nota aquí

A contramano que sus vecinos centroamericanos, el Gobierno de Nicaragua, que aún no reporta casos del nuevo coronavirus, promueve el turismo y actividades masivas, lo que analistas acusan de “irresponsable” y de violar derechos a la salud de los nicaragüenses. 

La vicepresidenta, Rosario Murillo, destacó que “hasta el momento no se reportan casos” de coronavirus y sostuvo que “Nicaragua sigue siendo un país abierto” ante la alarma de distintos sectores que reclaman acciones de protección.

Las autoridades han insistido que no establecerán cuarentena ni cerrarán fronteras, como lo han hecho Guatemala, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Panamá, donde se contabilizan numerosos contagios y dos fallecidos.

Mientras en todos los países impera el llamado a evitar aglomeraciones, en Nicaragua el Gobierno llamó el fin de semana a empleados públicos a una marcha y anuncia ferias y un plan verano para recibir turistas durante Semana Santa.

La marcha fue convocada por Murillo bajo el lema “Amor en tiempos de Covid-19”, que opositores criticaron duramente.

Además, Nicaragua continúa recibiendo cruceros, y el fin de semana llegó uno con turistas de Alemania y Suecia que fueron recibidos por niños y autoridades locales en el puerto de Corinto, en el Pacífico, ante una ola de críticas en redes sociales. /AFP



Comentarios