Escucha esta nota aquí

Más de 300 jóvenes secuestrados hace una semana al noroeste de Nigeria en un acto reivindicado por los yihadistas de Boko Haram y liberados el jueves por la noche, fueron recibidos este viernes (18.12.2020) por las autoridades antes de regresar con sus familias, mientras las circunstancias de su rapto siguen sin aclararse.

Descalzos, con el rostro cubierto de polvo y extenuados, los chicos fueron transportados hasta las oficinas del gobernador de Katsina, capital de la provincia del mismo nombre, al noreste del país. Mientras tanto, sus familias se congregaban ansiosas en Kankara, la ciudad donde fueron secuestrados, a la espera de que llegaran los chicos, comprobaron periodistas de la AFP.

Su liberación fue anunciada el jueves por la noche, pero las circunstancias tanto de su cautiverio como de su puesta en libertad no están claras. No se sabe por ejemplo si hay otros menores que siguen en manos de los secuestradores. Por su parte, las autoridades de Nigeria han negado el pago de un rescate.

"344 de ellos están en manos de las fuerzas de seguridad", dijo a la prensa el gobernador del estado, Aminu Bello Masari. En una entrevista con la televisión NTA el responsable agregó: "Creo que recuperamos a la mayoría de los chicos, no a todos".

El viernes pasado, varios centenares de menores de edad fueron secuestrados por hombres armados en una escuela para chicos de Kankara. El rapto fue reivindicado por Boko Haram, el grupo yihadista que actúa en el noreste del país, es decir, a centenares de kilómetros.

El jueves, los yihadistas de Boko Haram difundieron un video de los estudiantes secuestrados. Con el rostro cubierto de polvo y arañazos, un joven aseguró formar parte de 520 estudiantes secuestrados por "la banda de Shekau", el nombre del líder histórico de Boko Haram.

Su número exacto sigue siendo incierto. Inicialmente las autoridades anunciaron 333 alumnos desaparecidos y el jueves por la mañana hablaban de 400.

ee (afp/efe/reuters)

Comentarios