Escucha esta nota aquí

El grupo nipón Nissan Motor confirmó hoy jueves su intención de cerrar la planta que tiene en Barcelona, una decisión "muy difícil" que ha adoptado después de analizar varias opciones. Así lo informó el presidente de la compañía, Makoto Uchida, al dar a conocer los resultados del año fiscal cerrado en marzo pasado, que terminó con números rojos en sus resultados por primera vez en once años.

La empresa mantendrá abierta en cambio la planta en Sunderland (Reino Unido), aunque mejorando su eficacia.

En el año fiscal cerrado el 31 de marzo, la firma tuvo una pérdida neta de 671.200 millones de yenes (5.662 millones de euros/6.225 millones de dólares).

Las ventas globales de Nissan Motor cayeron un 41,6 % en abril pasado respecto al mismo mes de 2019 y en los primeros cuatro meses de este año acumula una reducción del 31,1 %, indicó la compañía. Al igual que otras firmas del sector, Nissan ha sufrido el impacto de la caída en la demanda global de vehículos a causa de las derivaciones de la pandemia de coronavirus.