Escucha esta nota aquí

Aunque normalmente se afirma que los juguetes no tienen género, algunos padres cuestionan a sus hijos por pedir juguetes que no son para niño o niña. Ese fue el caso de una familia en México, donde un niño dio lección a sus papás al pedir una cocina de juguete para usarla en sus momentos de distracción. Los padres quedaron sorprendidos cuando el pequeño dijo que las cocinas no eran para niñas, sino para personas como él que quieren ser chef.

Esto ocurrió cuando los padres pidieron a su pequeño elegir lo que quisiera para un regalo que ellos le obsequiarían. La pareja imaginó que el niño iba a elegir alguna figura de acción, pero el pequeño terminó eligiendo una cocinita.

Sorprendidos, su madre le preguntó si realmente estaba seguro, porque la cocinita era para niñas. “Mi hijo me pidió una cocinita, mi esposo y yo le dijimos: ‘¿Seguro? Eso es para niñas, mi amor’”, dijo la madre.

“No quiero ser una niña, quiero ser un chef”, repondió el niño, dejando atónitos a sus papás. Su deseo no tenía nada que ver con su género, solo el entretenimiento y la diversión de un niño de su edad.

Ante la increíble respuesta de la criatura, los padres se sintieron avergonzados. Reflexionaron que los juguetes no tienen género y son estos los que pueden “promover la independencia, la creatividad y su inteligencia”. Cada día se puede aprender algo, siendo papás responsables.


Comentarios