Escucha esta nota aquí

El presidente argentino, Alberto Fernández, trató este jueves de quitarle el velo a la relación que mantiene con la segunda máxima autoridad de su país, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y relativizó las diferencias entre ambos. No obstante advirtió que él no es "tan sumiso" y que ella "tampoco pega cuatro gritos".

En una entrevista, el jefe de Estado abordó su relación con la vice. "Nos llevamos mucho mejor de lo que creen", dijo en Alberto F. en el streaming militante del que participó, vía YouTube

"Los dos sabemos que por pelearnos y dividirnos llegó un día (Mauricio) Macri y de eso aprendimos todos. Hay una frase que creo que hizo un clic en la cabeza de todos nosotros, que es cuando dije 'con Cristina no alcanza y sin Cristina no se puede'. Ella se enojó mucho ese día, comentó 'no me alcanza porque ustedes no están...'. Entonces no te alcanza. Y después vinieron los otros (a preguntar) '¿qué dijiste de Cristina'. Muchachos, sin Cristina no vamos a ningún lado, terminemos con esto. Hemos logrado entenderlo", aseveró

En este contexto, el Presidente se refirió además a los momentos de tensión con su vice.

"Cada vez que siento que exploto, digo '¡Macri...!. No, vamos a empezar de vuelta, Cristina. Y a Cristina le debe pasar lo mismo conmigo. Pero igual nos llevamos mucho mejor de lo que creen", comentó. "Hay toda una historia de que ella viene acá, me pega cuatro gritos y yo salgo sumiso a hacer lo que dice Cristina. La verdad que no soy tan sumiso y tampoco Cristina pega cuatro gritos", aclaró.

El jefe de Estado indicó que en los grandes temas no tienen diferencias, sino que las diferencias "asoman" en cómo se hace. "Ahí aparecen las diferencias, en las formas. Pero aprendimos que eso no nos puede dividir", enfatizó.

Respecto del Frente de Todos, Alberto Fernández marcó los esfuerzos que hace para mantener el equilibrio entre los sectores que lo integran, entre ellos el peronismo tradicional y el kirchnerismo duro.

"Cristina lidera un pedazo importante de esta coalición -puntualizó-. Es la primera vez que una coalición (peronista) gobierna y la primera vez que lo hacemos de verdad. Yo respeto los espacios de cada uno. A mí me importa que la coalición no se rompa y que en todo predomine la lógica. Yo aspiro a que nadie rompa esa lógica. Y cuando alguien la quiere romper, lo invito a comer un asado y lo charlamos".

El mandatario le dio una nota al humorista Pedro Rosemblat, conocido como "El cadete", que tuvo su pico de fama en la televisión kirchnerista. El interlocutor -que fue a la Quinta de Olivos para transmitir su charla con Fernández- aclaró que no era un entrevista como periodista. "Somos militantes peronistas", le remarcó a su audiencia en redes.

Tomado de: Clarín.com

Comentarios