Escucha esta nota aquí

Miles de mujeres se congregaron en la tarde de este lunes en las principales ciudades de Chile para pedir una mayor igualdad laboral y el fin de la violencia machista, en una nueva conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

En Santiago, la manifestación se congregó en los alrededores de la céntrica Plaza Italia, que se llenó de coloridas banderas y pancartas levantadas por mujeres de todas las edades, que abogaban por el fin de la discriminación frente a los hombres. 

La policía lanzó chorros de agua y gas lacrimógeno para dispersar a las manifestantes, que sobre la explanada aledaña a la plaza pintaron la siguiente consigna: "Nos matan".

"Hay tanta discriminación de sueldos y de derechos propios. El hombre tiene mayores garantías que la mujer siendo que tenemos las mismas capacidades", dijo a la AFP Maritza Morales, una oficinista de 56 años que caminaba por la céntrica avenida Alameda.

La brecha salarial entre hombres y mujeres en Chile alcanza el 21,1% según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde). 

"Estas manifestaciones son importantes, porque podemos manifestarnos de forma libre y que el Estado escuche nuestras demandas de salir de la pobreza que vivimos la mayoría de las mujeres chilenas", sostuvo por su parte Paola Ramírez, coordinadora del colectivo de Mujeres Libres de Chile.

La protesta se extendió hacia las calles adyacentes a la plaza Italia, donde varios grupos realizaron distintas performances. En una de ellas, mujeres con pasamontañas rojos portaban carteles con el nombre de víctimas de feminicidios en Chile, donde entre 2018 y 2020 fueron asesinadas 131 mujeres.

"Necesitamos estar más tranquilas, más seguras. Queremos viajar tranquilas en el autobús. Estamos cansadas de las agresiones en las calles. No podemos caminar tranquilas, estamos cansadas que nos violen, que nos maten", sostuvo Camila, de 25 años, funcionaria de una empresa de construcción.

La protesta, que también se celebró en otras ciudades, fue menos masiva que la del año pasado en Santiago, donde de acuerdo a organizaciones feministas, se reunieron cerca de un millón de mujeres.

El alza de los contagios de coronavirus en Chile -que este lunes sumó cerca de 4.700 nuevos casos diarios- mermó la convocatoria.

Comentarios