Escucha esta nota aquí

Nueva Delhi y Bombay empezaron este lunes a levantar restricciones tras un descenso de los contagios por Covid-19 en India, a su nivel más bajo desde hace dos meses.
"Debemos continuar protegiéndonos de las infecciones y recuperar la economía", tuiteó el lunes el primer ministro regional de Delhi, Arvind Kejriwal.

Determinadas tiendas y centros comerciales reabrieron sus puertas tras semanas de cierre, y el metro de la capital funciona al 50% de su capacidad.

En Bombay, el pulmón económico de India, los centros comerciales también reabrieron, aunque con limitaciones.
En las ciudades del estado de Maharashtra con menor número de casos, no se decretaron en cambio restricciones para la reapertura.

"Es un paso en la buena dirección", dijo Rajendra Kalkar de Phoenix Mills, gerente de tres centros comerciales en la región más rica.

La Asociación de Hoteles y Restaurantes de India occidental estimó que se perdieron más de dos millones de empleos durante el confinamiento en Maharashtra, que incluye Bombay.

Según los expertos, aunque la crisis disminuye en Delhi, Bombay y en otras grandes ciudades, la enfermedad sigue propagándose en zonas rurales y algunos estados del sur.

Este lunes, India informó de unos 100.000 contagios diarios, frente a los 400.000 registrados durante varios días en mayo.

El número de muertos también descendió con casi 2.500 en las últimas 24 horas, aunque las cifras parecen estar subestimadas.

El Ministerio indio de Salud calcula que el número total de muertes desde el inicio de la pandemia es ligeramente inferior a 347.000, pero los expertos consideran que está subestimado.

La campaña de vacunación progresa por su parte lentamente por la escasez de dosis, la confusión y los pulsos entre el gobierno federal y los regionales.

Actualmente, solo unos 180 millones de personas, es decir el 14% de la población, recibieron una dosis y 45 millones, el 3,4%, dos dosis.


Comentarios